Feeds:
Artigos
Comentários

Archive for Outubro, 2012

 

Read Full Post »

Reservado ao Veneno

Hoje é um dia reservado ao veneno
e às pequeninas coisas
teias de aranha filigranas de cólera
restos de pulmão onde corre o marfim
é um dia perfeitamente para cães
alguém deu à manivela para nascer o sol
circular o mau hálito esta cinza nos olhos
alguém que não percebia nada de comércio
lançou no mercado esta ferrugem
hoje não é a mesma coisa
que um búzio para ouvir o coração
não é um dia no seu eixo
não é para pessoas
é um dia ao nível do verniz e dos punhais
e esta noite
uma cratera para boémios
não é uma pátria
não é esta noite que é uma pátria
é um dia a mais ou a menos na alma
como chumbo derretido na garganta
um peixe nos ouvidos
uma zona de lava
hoje é um dia de túneis e alçapões de luxo
com sirenes ao crepúsculo
a trezentos anos do amor a trezentos da morte
a outro dia como este do asfalto e do sangue
hoje não é um dia para fazer a barba
não é um dia para homens
não é para palavras

António José Forte, Corpo de Ninguém

Read Full Post »

Natal Up-To-Date

 

Em vez da consoada há um baile de máscaras
Na filial do Banco erigiu-se um Presépio
Todos estes pastores são jovens tecnocratas
que usarão dominó já na próxima década

Chega o rei do petróleo a fingir de Rei Mago
Chega o rei do barulho e conserva-se mudo
enquanto se não sabe ao certo o resultado
dos que vêm sondar a reacção do público

Nas palhas do curral ocultam-se microfones
O lajedo em redor é de pedras da lua
Rainhas de beleza hão-de vir de helicóptero
e é provável até que se apresentem nuas

Eis que surge do céu a estrela prometida
Mas é para apontar mais um supermercado
onde se vende pão já transformado em cinza
para que o ritual seja muito mais rápido

Assim a noite passa e passa tão depressa
que a meia-noite em vós nem se demora um pouco
Só Jesus no entanto é que não comparece
Só Jesus afinal não quer nada convosco

David Mourão-Ferreira, Cancioneiro de Natal

Read Full Post »

Read Full Post »

Daqui

Hoy os traigo una muy interesante entrevista con Antonio Turiel Martínez. Es científico, licenciado en Licenciado en Físicas, Matemáticas y Doctor en Física Teórica por la Universidad Autónoma de Madrid (donde estudié yo también por cierto) y actualmente trabaja como Científico titular en el Institut de Ciències del Mar del CSIC. Desde hace algún tiempo, vengo leyendo algunos artículos sobre un fenómeno que seguro que muchos de vosotros, como yo, puede que no conociérais, el Peak Oil. Si queréis saber un poco más os recomiendo que echéis un vistazo a estos vídeos que os dejé hace un tiempo. Pero lo mejor es que el propio Antonio nos cuente qué es el Peak Oil, y por qué deberíamos estar informados sobre ello.

Aviso, como muchos de mis post, la entrevista es larga pero merece la pena, por vuestra comodidad podéis usar Readability o Printliminator y leerla cómodamente en papel más tarde.

Lo primero de todo Antonio, es darte las gracias por ofrecerte a hacer esta entrevista. Te paso las preguntas.

Eres físico de carrera, investigador en el CSIC en temas marinos y en un momento dado te da por abrir un blog llamado CrashOil, que trata sobre un fenómeno el Peak Oil o Pico del Petróleo, quizá poco conocido para la mayoría de nosotros, ¿por qué te lanzas a ello?

Hace casi trece años, cuando era post-doc en École Normale de París, supe del problema del Peak Oil un poco por casualidad. Hacía poco se había publicado el artículo de Colin Campbell y Jean Laherrère en Scientific American, “El final del petróleo barato” que con el tiempo se tomaría por la revitalización moderna del problema del Peak Oil, y al hilo de él se abrieron muchas webs. Un amigo me envió un enlace a una de esas webs, die-off.org y ahí comencé a informarme. La verdad es que die-off (“extinción”, en inglés) no es el mejor sitio para comenzar, pero de ahí pasé a “Life after the oil crash” de Matt Savinar, que tenía un planteamiento muy sintético y riguroso, y comencé a ver claras las aristas del problema. Por cierto que años después Matt Savinar se pasó a la astrología y la futurología: se ve que es difícil conservar la cordura cuando abordas estos temas.

El caso es que desde 1999 yo he sido consciente de que habría un problema con el petróleo, y desde entonces fui siguiendo el curso del precio del petróleo y las informaciones en los diarios generalistas, y ahí me di cuenta de que hay una fuerte disonancia entre lo que cuentan los diarios y lo que va pasando; hubo un período especialmente crítico, hacia el año 2005, en el que continuamente se hacían previsiones (de que el precio del petróleo bajaría, de que la producción aumentaría) que sistemáticamente se iban incumpliendo. Es entonces cuando empiezo a frecuentar ciertos foros especializados, como Crisis Energética (www.crisisenergetica.org) y algunos otros en inglés. Aquí comencé a alarmarme, y mi alarma llegó al máximo en 2008, cuando sucedió lo que cualquiera medianamente informado identificaría como un oil spike o pico de precios fruto de una oferta insuficiente. En ese momento, espoleado por un compañero de mi laboratorio, Jordi Solé, decido dar un paso adelante y comienzo a documentarme a fondo para poder explicar el problema en mi instituto… y fue en ese momento que vi clara la dificultad de hacer frente a un reto semejante. Entonces comprendí por qué se le da un perfil tan bajo a este problema, y es que no hay ninguna solución a este problema, ninguna que pase por mantener lo que tenemos ahora: ni renovables ni nuclear ni gas ni carbón ni una combinación de todo junto. Nada. La única salida es pilotar un inevitable descenso energético, pero nuestros líderes políticos no están preparados para difundir un mensaje así.

Yo tengo hijos, muchas veces lo comento en las charlas, y es precisamente por ellos por los que me he metido en este berenjenal, porque no tengo claro qué futuro les vamos a dejar y porque parece que, dejando las cosas a su libre albedrío, las condiciones de vida de la mayoría se van a ir degradando cada vez más, como ya está pasando. Mis hijos son la más importante de mis motivaciones para dar la cara y poner mi conocimiento al servicio de la sociedad en esta tarea de concienciación del grave problema global al que tenemos que hacer frente.

Y así comencé a dar charlas, y al poco otro investigador, Quim Ballabrera, me animó (por no decir “engañó”) a que abriera el blog, cosa que a mi no me apetecía en absoluto. Con el tiempo vi que el blog era una buena manera de mantener la información junta, con los enlaces relacionados agrupados en los posts, y poder recibir aportaciones interesantes de los lectores. Pero un blog es algo muy dinámico y va cambiando con el tiempo. En la actualidad el mantenimiento del blog me implica un esfuerzo considerable ya que intento sacar dos artículos por semana, aunque cada vez cuento con más aportaciones de los lectores, no todas de la misma calidad pero sí que todas son nacidas de la mejor intención y siempre aportan puntos de vista interesantes en este proyecto común que es buscar una transición en nuestras vidas hacia un sistema lo más justo y sostenible posible.

¿Nos puedes explicar en qué consiste el Peak Oil y por qué debería preocuparnos?

El Peak Oil es la llegada al punto de máxima producción anual de petróleo. Tras el Peak Oil el petróleo no se agota de golpe, sino que, simplemente, cada año que pasa se va produciendo gradualmente en menor cantidad. Pasarán muchas décadas, siglos quizá, antes de que el petróleo se pudiera agotar por completo, pero ése no es el problema.

El problema es que al ya no crecer la producción y encima tender a decrecer (porque todo indica que ya hemos rebasado prácticamente esa marca de máxima producción anual) la oferta de petróleo ya no puede atender a la demanda de un mundo que lo necesita para crecer de manera rápida, con importantes variaciones porcentuales del PIB cada año.

El petróleo es fundamental para nuestro modo de vida: se usa el petróleo en el transporte privado y en el de mercancías, en barcos y aviones, en la maquinaria que crea y mantiene nuestras infraestructuras (incluyendo los parques de energías renovables), en tractores y cosechadoras, sirve para hacer plásticos, reactivos químicos, pesticidas… Es una sustancia de una gran versatilidad y fundamental en la vida moderna, y difícil de sustituir, sobre todo a buen precio.

Es conocido (la Agencia Internacional de la Energía, que depende de la OCDE, lo recalca cada año) que hay una correlación muy estrecha entre aumento del PIB y aumento del consumo de energía, lo cual no debe sorprendernos porque energía es la capacidad de realizar un trabajo, y el petróleo es la principal fuente de energía del mundo (el 34%) y la más versátil. Al ir faltando el petróleo nuestra actividad económica tiende a decaer y, lo que es peor, afecta a nuestra capacidad de recuperar otras materias primas, porque nos fallan compresores, grupos electrógenos, camiones, excavadoras, etc.

(mais…)

Read Full Post »

André Gorz

La Sortie du Capitalism est dejá commencé

[…]

La décroissance est donc un impératif de survie. Mais elle suppose une autre économie, un autre style de vie, une autre civilisation, d’autres rapports sociaux. En leur absence, l’effondrement ne pourrait être évité qu’à force de restrictions, rationnements, allocations autoritaires de ressources caractéristiques d’une économie de guerre. La sortie du capitalisme aura donc lieu d’une façon ou d’une autre, civilisée ou barbare. La question porte seulement sur la forme que cette sortie prendra et sur la cadence à laquelle elle va s’opérer.

La forme barbare nous est déjà familière. Elle prévaut dans plusieurs régions d’Afrique, dominées par des chefs de guerre, par le pillage des ruines de la modernité, les massacres et trafics d’êtres humains, sur fond de famine. Les trois Mad Max étaient des récits d’anticipation.
Une forme civilisée de la sortie du capitalisme, en revanche, n’est que très rarement envisagée. L’évocation de la catastrophe climatique qui menace conduit généralement à envisager un nécessaire “changement de mentalité”, mais la nature de ce changement, ses conditions de possibilité, les obstacles à écarter semblent défier l’imagination. Envisager une autre économie, d’autres rapports sociaux, d’autres modes et moyens de production et modes de vie passe pour “irréaliste”, comme si la société de la marchandise, du salariat et de l’argent était indépassable. En réalité une foule d’indices convergents suggèrent que ce dépassement est déjà amorcé et que les chances d’une sortie civilisée du capitalisme dépendent avant tout de notre capacité à distinguer les tendances et les pratiques qui en annoncent la possibilité.

[…]

Read Full Post »

DEL COLEGIO A CASA

AMT, The Oil Crash

– Los… recortes… hacen… la – escuela… pequeña.

Mi hija está aprendiendo a leer, y ahora lo lee todo, hasta la etiqueta del champú. Y es difícil dejar de ver alguna de las pancartas que cuelgan de las paredes de todos los colegios por delante de los cuales pasamos.

– Papá, ¿qué son los recortes?, con ése énfasis en la última palabra que los niños saben poner cuando quieren que les des una definición.

– Recortes viene de recortar. En este caso están hablando de recortes de dinero. De que les están dando menos dinero a las escuelas.

Ella asiente en silencio y antes de que lance la siguiente pregunta, obvia, continúo:

– ¿Te acuerdas, A., de cuando papá fue a luchar contra los malos? Tengo la tentación de añadir: “pues perdimos”, pero pienso que la amarga afirmación, mitad irónica mitad realista, no puede ser asimilada por su infantil mirada. Tomo aire y prosigo: Los malos están haciendo muchas cosas malas. Nos están quitando dinero de las escuelas, de los médicos, de los científicos – mi hija sabe que yo soy científico; no acaba de entender muy bien qué quiere decir, pero sabe que investigo cosas y hago inventos para que la gente viva mejor. Siempre pronuncia la palabra “científico” con un énfasis especial, como si llevara otro acento en la “e”: ingenuo orgullo filial.

– Pero, ¡¡no es justo!! – su grito es casi un lloro – ¿Porqué hacen estas cosas tan malas los malos?

Ya sabía yo que me estaba metiendo en un jardín.

– Los malos han perdido mucho dinero. Se metieron a hacer casas a lo loco, sin pensar si las podrían vender o no. Hicieron malos negocios y ahora pretenden que nosotros paguemos por sus errores – creo que cada vez la estoy liando más parda.

– Pero, ¿cómo es que nos pueden quitar nuestro dinero?

Nuestro. Qué querrá decir eso de “nuestro”, me pregunto. Pero es una pregunta demasiado filosófica para una niña que ni siquiera tiene 6 años. Es lo malo de hablar con niños: que su simple y aplastante lógica te obliga a replantearte esquemas mentales en los que no quieres hurgar a menudo, porque sabes que las cosas allá dentro no están tan claras, que todo el andamiaje conceptual en el que nos basamos en realidad no resiste el más mínimo análisis de principios. En fin.

– Los malos, A., son capaces de convencer a los que nos mandan; y los que mandan nos quitan el dinero para dárselo a ellos. Otro día ya le había explicado que hay unos que nos mandan y a los que debemos obedecer, más o menos.

– ¿Los que nos mandan también son malos?

– No, yo creo que no, al menos no la mayoría. Como mucho son tontos. Bueno, pienso, en realidad eso casi seguro que sí. Lo que pasa es que los malos los engañan, o los compran con su dinero, o si no les amenazan. Mirada perpleja de ella. Pausa teatral. A., los malos tienen mucho dinero: son los bancos. Esto necesitaría muchas más precisiones para un adulto, pero para una niña puede valer más o menos. En realidad, he visto a más de un adulto hablar exactamente en esos mismos términos: los malos de la película son los bancos. Es un enemigo fácilmente identificable, y son bastante antipáticos con todas sus comisiones, préstamos e hipotecas.

Hay un momento de estupor. Ella vuelve a la carga.

(mais…)

Read Full Post »

Portanto…

Dmitry Orlov

 

WHY CAN’T THIS SHOW GO ON?

  • A system that evolved in conditions of continuous growth of material resources cannot shrink controllably
  • The key ingredient is confidence; once faith in the future is lost, everyone’s behavior changes radically
  • Everyone at the top already knows that this show cannot go on and are (attempting to) plan accordingly, for themselves
  • The name of the game is “Keep the rest of them fooled for as long as possible”
  • People are still paying down their mortgages, putting money in their retirement accounts, etc.
  • Being fooled this way can make people very angry

THE LOGIC OF DIMINISHING RETURNS

  • Joseph Tainter, in his Collapse of Complex Societies, pointed out that social complexity increases until further investment in complexity becomes counterproductive
  • He also pointed out that complex systems do not self-simplify; they collapse catastrophically and are eventually replaced with much simpler systems
  • Diminishing returns are observable and measurable
  • Diminishing returns cannot be explained using the internal logic of the systems involved
  • The people involved in maintaining these systems struggle along, but are eventually forced to give up

ESCAPING FROM DIMINISHING RETURNS

What can we do to avoid wasting our efforts on perpetuating doomed systems? How do we construct alternatives?

  • Lower your official exposure/profile
  • Decrease your environmental footprint and burn rate
  • Avoid financial arrangements and legal documents
  • Rely on personal connections and relationships
  • Avoid the mainstream, look for fertile margins, fringes, niches
  • Be hard to classify (use the SEP field to your advantage)

THE BIG TRANSITION      

Before And After

  • Cars and trucks/ Bicycles, boats, 2 feet
  • Municipal water supplies / Rainwater collection, wells
  • Municipal sewage / Composting toilets
  • Trash removal / Local junkyards, incinerators
  • Garbage removal / Local compost piles
  • Fast food / Community kitchens
  • Supermarkets / Open-air markets
  • Hospitals / Local clinics
  • High Schools / Home Schooling
  • Colleges / Apprenticeships
  • Office work / Physical labor

 

The future is very unpopular

Each resident of North America employs the equivalent of 100 “energy slaves”: services provided by machinery that runs on fossil fuels. But emancipation is at hand!

  • People do not like to be persuaded by fact or logical argument
  • People like their comforts: cars, HVAC, etc.
  • People are seduced by TV, consumerism
  • Manual labor and farming are low-status activities
  • People lack the skills to lead a non-mechanized existence
  • It is almost impossible to convince people to do what will be necessary – until it becomes necessary
  • It will be almost impossible to do what is necessary without a significant amount of preparation
  • Those who take the trouble to prepare will be a tiny minority

THE PRE-COLLAPSE CHECKLIST

  • Food
  • Water
  • Shelter
  • Lighting and communications
  • Medical care
  • Transportation
  • Security

These have to be provided

  • without access to savings
  • without a positive cash flow
  • without an official economy

Food

  • Enough food to feed a family can be grown on 2000-3000 sq. feet (It takes a bit of practice to get this going.)
  • Some foodstuffs (cooking oil, grains, wine, coffee, chocolate) need to be “imported” somehow
  • A lot of wild foods can be gathered (berries, mushrooms, roots & shoots, nuts, [white] acorns
  • “Edible Forest Gardens” can be planted on public lands – useful plants surrounded by thorny thickets
  • Community kitchens are more efficient than personal ones
  • Eliminate all food waste: chickens, rabbits, guinea pigs, carp, catfish, crayfish – something out there will eat it all up
  • Nanny goats can provide milk for infants/children
  • Seasonal migration out to the land to grow food
  • Harvests have to be “floated out” (road transport expensive)

Lighting and Communication

  • Relying on the electric grid – a high-risk, high-cost proposition.
  • Keeping the existing system running through “renewable” means is not achievable, sustainable or renewable
  • Using wind/solar/micro-hydro to power to run AC appliances is an expensive proposition – not affordable
  • All it takes is 100-200W of solar and/or wind to power a few LED lights, radio, laptop, 2-way radio, cell phone charger, etc. That’s something that can be put together for a few thousand dollars.
  • It’s all made in China! Yikes! Get yours now! (Install it later.)
  • 12V batteries, alternators and voltage regulators will come from scrapped cars/trucks – then what? (Food for thought.)

Medical “care”

  • Stay healthy: eat little, mostly vegetables, avoid exercise, but do some physical labor, sleep plenty and get lots of rest, avoid stress, have a sense of humor
  • Avoid doctors and hospitals (they prescribe toxic drugs, spread disease and deplete family savings)
  • Know how to treat/cure yourself and the people around you – good hygiene, herbs, massage, rest & TLC
  • For serious medical needs, have a medical evacuation plan in place – to a country with a functioning medical system (Canada, Mexico, Cuba, Russia…)
  • Know when it’s time for you to go (your life isn’t worth half a million to extend by a year or two, no matter who you are – the country can’t afford it)

Transportation

  • To recap: 2/3 of transportation fuels are imported, and these entire 2/3 are going away
  • Daily trips to town by private motor-car will once again be reserved for the aristocracy (chauffeur not included)
  • There is not much hope for continuation of air travel, air freight or interstate trucking
  • Rail freight could actually be revived at very little cost (much more cost-effective than road freight)
  • Water freight is supremely efficient, especially if by sail
  • Our harbors, bays, sounds, estuaries, rivers and canals are our prime regional transportation assets

IN CONCLUSION

  • Many people can’t be persuaded by either fact or reason. Let’s hope you are not one of them.
  • Running out the clock on our current living arrangement is a bad idea: the longer you wait, the fewer options you will be left with
  • A rather exciting time to be alive, wouldn’t you say?

Read Full Post »

Fonte: The Oil Crash

La gráfica de […] (elaborada con datos de la Agencia Internacional de la Energía, IEA, y del Departamento de Energía de los EE.UU., EIA, y extraída del informe mensual Oil Watch de The Oil Drum) muestra la producción mensual de petróleo crudo durante los últimos 8 años (expresada como el promedio de millones de barriles diarios). Como ven, a pesar de algunos altibajos la cantidad de petróleo crudo extraído de las profundidades de la Tierra permanece más o menos constante desde el año 2005. Los años precedentes (no mostrados en esta gráfica) desde el shock petrolero de principios de los 80 habían visto un crecimiento imparable de la extracción, a un ritmo de casi un 2% cada año. Pero desde 2005 algo se torció. La producción de los nuevos campos que entraban en operación apenas servía para cubrir la pérdida de producción de los campos en activo. Esto es un hecho: estamos en la meseta o plateau de la extracción de petróleo crudo, y en cualquier momento comenzará el declive, ya que desde los 80 se descubre menos petróleo del que se consume y esto tarde o temprano implicará que la producción comenzará a bajar. ¿Cuándo? Según ITPOES (think-tank de la industria británica, del que ya hemos hablado aquí) el declive comenzará hacia 2015.

[…]

El hecho de que la producción de petróleo no crezca no significa que nos estanquemos en nuestro consumo, lo cual de por sí ya sería bastante malo. En realidad decrecemos. Fíjense en la gráfica de la derecha. La ha elaborado Stuart Staniford a partir de datos de la IEA y de la EIA, y los publicó en su blog Early Warning (buscar artículo “US economic recovery in the era of inelastic oil“). La línea azulada de arriba representa el consumo de la OCDE, la morada que sube a toda mecha desde abajo representa básicamente China y la India. Hasta la línea vertical son datos del pasado, comprobados; a partir de ahí es la proyección de Stuart Staniford a partir de la tendencia actual. La realidad es que China, la India y otros países con economías más dinámicas y mayor potencial de crecimiento están aumentando más su consumo que nosotros, porque con su crecimiento les cuesta menos pagar facturas petroleras más elevadas. Y como desde 2005 éste es un juego de suma cero, lo que ellos suben nosotros lo tenemos que bajar. En concreto, a un ritmo del 3% anual. Los últimos datos de Oil Watch confirman que los países de la OCDE (España también) han perdido más de un 15% de consumo de petróleo respecto a 2005.

[…]

el petróleo tiene impacto en todo, por su gran variedad de usos (plásticos, fibras sintéticas, reactivos químicos para fármacos, industria alimentaria, etc) y como fuente de energía fundamental en la operación de maquinaria de todo tipo (coches, camiones, grúas, aviones, excavadoras, barcos, tractores, aplanadoras, etc). La realidad es que toda la actividad económica depende del petróleo en particular y de la energía en general. Por definición, energía es la capacidad de producir trabajo. Trabajo útil que se aprovecha para transformar materiales y crear productos, trasladar mercancías y gente, producir luz, calor o frío, etc.

[…]

Tenemos por tanto que:

  • Para crecer económicamente necesitamos crecer nuestro consumo de energía. A la inversa, si nuestro consumo de energía decrece nuestro PIB se contrae en igual manera.
  • Debido al estancamiento de la producción de petróleo, a un efecto de sincronización con las otras fuentes de energía conocido como La Gran Escasez, y al crecimiento de otras economías emergentes estamos condenados de manera inexorable a reducir nuestro consumo de energía y a un ritmo bastante rápido (en el caso de España, un 1.5% anual como mínimo).

¿Cuál es por tanto la conclusión? Que nuestra economía está condenada a decrecer, y a un ritmo rápido. Es importante entender esto: es un fenómeno conocido, entendido e inevitable. De hecho, es un concepto manejado en instancias gubernamentales, como hemos comentado en numerosos posts. Sin embargo, los poderes gubernamentales no pueden reconocer abiertamente este hecho por las consecuencias políticas que comporta, y por eso la tendencia es a intentar buscar soluciones que no existen en vez de replantear el problema.

La pregunta no es, por tanto, si vamos a seguir decreciendo económicamente, sino hasta cuándo. La respuesta es que decrecer económicamente, entendido como una disminución del PIB, es irrelevante. Hemos confundido el fin con los medios; el PIB es una abstracción de la riqueza colectiva de un país, que se supone que de algún modo está conectado con el bienestar de sus gentes. Lo que se busca es maximizar el bienestar, no un índice complejo y en ocasiones absurdo. Por tanto, tan pronto como abandonemos la orientación economicista y nos centremos en lo verdaderamente relevante empezaremos a ir mejor. Lo peor que podríamos hacer es centrarnos en mantener un sistema económico que cada vez será más disfuncional por falta de energía y de materias primas para impulsar un consumo desaforado que nos inmole en el altar del crecimiento económico, soñando con la recuperación económica que nunca va a llegar y que creará un empleo que no va a existir jamás. No entender esto, obstinarse en seguir este camino, sólo nos lleva a un sitio conocido: el colapso.

Read Full Post »

Mais de David Korowicz: Trade-off, Financial System Supply-Chain Cross-Contagion: a study in global systemic collapse.

Read Full Post »

Older Posts »